Para no olvidar

Los hombres son fantasiosos . Siempre quieren lo que está prohibido: la libertad, por ejemplo. (Carlos Cañas)

lunes, abril 10, 2006

El último rock and roll


En verdad, no puedo decir que no me he dado los gustos. El de la música es uno de mis hobbies favoritos. No toco bien ningún instrumento en particular, pero me he animado a casi todos, con la excepción de la batería y la trompeta (con los vientos, mi límite es el saxo). Este conjunto de fotos apareció aquí en Puerto Madryn, mientras tratábamos con Gabriela de hacer algo de lugar, ya que somos "grandes-productores-de-pilas-de-papeles". Entre ellos, las fotografías. Ni siquiera recordaba tener estas. Por eso quise rescatarlas y colgarlas aquí de recuerdo. Estas son de uno de los recitales en el diario mendocino Los Andes, cuya redacción manejé durante 7 años. Aquí invitamos a tocar al "Ruso" David Lebon con nosotros. Fue raro porque el recital se hizo de mañana. Lebon apareció a tocar como si nada. Antes nos había pasado los temas que íbamos a hacer, y alguien había visto un par de ensayos como para asegurarse de que al menos afinábamos. En las fotos se ve a los periodistas mendocinos Fito Sánchez, Laura Antún, y Gustavo Guevara (algo tapado); y en la otra al fotógrafo rionegrino Pablo López.
El "Ruso" escuchó unos cuantos temas antes de tocar. La foto conmigo es del momento en que está entrando al escenario. No me acuerdo qué chiste hizo ni de qué me estaba riendo. Tengo una grabación en vivo de aquel día, como uno de mis recuerdos más preciados. Es muy bizarro escuchar "Popotitos" por esa banda, que ese día sonó con mucho rock; cantada por el flaco Simonovich y con coros de David Lebon, de Isabel Quesada, y míos, que no puedo cantar ni el arroz con leche (aunque alguien me dijo hace poco que esa pieza es una fuga, y que a cuatro voces es muy compleja).
Gracias "Ruso", por esos instantes. Yo, que empecé a maltratar la guitarra criolla en Trelew a los 16 años, escuchando "Hombres de mala sangre", "Seminare" y "Sueltate rock 'n roll" no me voy a olvidar nunca de aquel día en el auditorio Adolfo Calle.